lima de uñas

Tipos de limas de uñas: ¿cuál debo usar?

Las limas de uñas forman parte de un mundo en el que es muy fácil perdernos. Ya seas una experta en manicura o si sueles hacerte las uñas en la intimidad de tu casa, es importante que conozcan los tipos de limas que existen para saber cuál debes usar en cada momento. ¡Hoy te contamos todo lo que necesitas saber para ponerte manos a la obra!

Limas según el material: 

1. Cartón: Estas son las limas más comunes, las tradicionales que solemos llevar en el bolso para cualquier imprevisto. Son muy endebles y tienen pocos usos, aunque son muy útil ante una rotura inesperada. Tienen el grano muy fino, por lo que son ideales para dar forma al borde de la uña, sin dañar las capas internas.

2. Acolchadas: Parecida a la lima de cartón, estas limas son más gruesas, anchas y largas, con un pequeño colchón en el medio. Se utilizan para rematar el limado y conseguir un perfecto acabado igualando la superficie. Se dividen en varios tipos según el grosor de su grano, y cada una está recomendada para un uso. Todo depende si estás trabajando uñas naturales o acrílicas.

3. Cristal: Si la cuidas, puede durar para siempre. Aunque son delicadas, son muy fáciles de esterilizar y cuidan mucho las uñas. Tienen un grano suave y el resultado del limado es genial. Ideales para uñas frágiles. Y aunque son más costosas que las tradicionales… ¡vale la pena la inversión!

4. Metal: Estas limas son ideales para empujar las cutículas o limar la piel muerta de alrededor de las uñas. Sin embargo, no son muy recomendables, ya que pueden provocar que las uñas se abran en escamas o capas. Por lo que hay que utilizarlas con cuidado.

5. Bloques: Las limas en bloques tienen distintas caras con distintos granos, cada una de ellas con una función. Son ideales para dar uniformidad a la uña, ya que: liman, alisan, pulen y dan brillo. Te recomendamos utilizarlos en orden, ya que las caras suelen venir numeradas.

Limas según el grosor:

El número impreso en la lima nos da a conocer la cantidad de granitos que hay por centímetro cuadrado. Por tanto, si el número es menor significa que el grano es más grueso y más agresivo para la uña. Si el número es mayor, la lima será más fina y suave.

1. Grano 80, 100 y 120: Son las limas de granos más gruesos. Se usan para uñas acrílicas o de gel. Olvídate de utilizarlas con la uña natural si no quieres dañarla. 

2. Grano 150: Grano medio.

3. Grano 180: Este es el grano más común, ideal para las uñas naturales.

4. Grano 240: Estas limas se utilizan para el acabado final y pulir las uñas naturales.

5. Grano 400 y 1200: Son los granos más finos, por los que se utilizan para dar brillo a la uña.

Y recuerda: Debes limar siempre en la misma dirección para evitar que la uña se debilite. Tú eliges si prefieres hacerlo de izquierda a derecha, o de derecha a izquierda. Pero una vez que elijas la dirección, no la cambies. Y ahora que sabes qué lima debes elegir, te animamos a llenarte de confianza. ¡Adéntrate y disfruta el mundo de la manicura!